Ideales para tener en tu cama. Usalos para dormir o en tu lugar de trabajo.
Se adaptan a tu cuerpo y a tus necesidades.